No Man’s Sky, el juego que supo estar en lo más bajo y resurgir

Cuando Hello Games, un estudio indie del sur de Inglaterra, anunció que estaban desarrollando No Man’s Sky todo el mundo paró la oreja. Y es que este pequeño estudio había anunciado lo que era una de las propuestas más ambiciosas en la historia del desarrollo de los videojuegos: un juego de exploración y aventura de mundo abierto con el mapa más grande que jamás haya existido (y probablemente existirá). Y terminó siendo uno de los peores lanzamientos en la historia del gaming.

El hype previo

Los mapas grandes son una tentación para aquel, que como yo, ame los juegos estilo sandbox. Cuando en el 2009 Asobo Studio lanzó al mercado Fuel, un juego de carreras, su punto más fuerte era su mapa: 14000km2 de superficie. Para poder tener una idea más clara de la enrome magnitud que esto supone, pensemos que el mapa de Fuel era tan grande como un pequeño país; incluso obtuvieron un récord Guiness. Y todo eso podía recorrerse en la amplia variedad de vehículos que ofrecía el juego. Sin embargo, el mapa flaqueaba en un aspecto muy importante: estaba vacío.

Cuando digo que estaba vacío, no me refiero a que no había nada. Por supuesto que podíamos encontrar algunas cositas por aquí y por allá, como un árbol o una roca ocasional, pero no mucho más que eso. Los puntos interesantes del mapa estaban lejos uno del otro y para alcanzarlos el jugador debía pasar un largo tiempo recorriendo el aburrido desierto. Más allá de las flaquezas que tenía el juego, en su momento logró hacer historia por el tamaño de su mapa. Poco tiempo después conocimos Minecraft y la idea de un juego con un mapa grande empezaba a quedarse pequeña.

Minecraft no necesita presentación. Nadie sabe a ciencia cierta qué tan grande es su mapa, generado procedimentalmente, pero es sin lugar a dudas inmenso. Hay incluso quienes estiman que llega a tener más de cuatro mil millones de kilómetros cuadrados (esto serían 4.000.000.000km2). Pero incluso esta locura de mapa se quedó pequeña cuando en el E3 2014 llegó Sean Murray, fundador de Hello Games, con su video de presentación de No Man’s Sky.

El escandaloso lanzamiento

El video nos mostraba una propuesta cautivadora: la exploración de planetas enteros, de los cuales hay una cantidad ridículamente grande en este universo generado proceduralmente: 18,446,744,073,709,551,616 planetas (tranquilos, ni yo sé cómo leer ese número). Esta proeza gráfica fue alabada por los críticos en su lanzamiento, pero es el único punto positivo que pudieron encontrarle al título. Fuel, el juego de quien hablamos anteriormente, flaqueó a la hora de agregar contenido a su inmenso mapa y No Man’s Sky tuvo el mismo problema, pero a una escala (literalmente) galáctica. Los planetas, aunque eran muchísimos, carecían totalmente de variedad y el juego se tornaba rápidamente repetitivo.

Claro que no es la primera vez en la historia que un juego no cumple con las expectativas iniciales que tenían los jugadores. Sin embargo, la principal controversia radicó en que los jugadores se sintieron lisa y llanamente estafados. Hello Games había prometido un juego muchísimo más completo que el que originalmente lanzaron al mercado en agosto de 2016. «¿Dónde están los combates espaciales?», «Ya visité diez planetas distintos, ¿y ahora qué?», «¡No puedo jugar con amigos!» o simplemente «Este juego es basura» fueron algunos de los comentarios que aquellos que compraron el juego en su lanzamiento dejaron por todo Internet.

Las redes sociales se inundaron de malas críticas hacia el juego y, sobre todo, hacia Sean Murray, el principal responsable de esta crisis mediática. Mucha gente, desilusionada con el título, dejó una crítica negativa en la web y pidió un reembolso o simplemente guardó el juego en un cajón durante un largo tiempo.

Sean Murray, fundador de Hello Games

El resurgimiento

Tras un pésimo 2016, Hello Games se puso manos a la obra. Sean Murray, director y fundador de la compañía, no se quedó de brazos cruzados y oyó las críticas de sus jugadores, tomó nota de lo que no les gustó de su juego y comenzó a idear «Foundation», la primera gran actualización para No Man’s Sky. ¿Qué incluyó Foundation? Mucho contenido que había sido prometido en el juego original, como la construcción de bases y granjas, nuevas herramientas de exploración y la posibilidad de obtener nuestro propio carguero espacial. ¿Y la mejor parte? Fue completamente gratuita.

Y aquí me pongo de pie para felicitar a Sean Murray. Como muchas otras grandes compañías desarrolladoras, tuvo la posibilidad de quedarse con las ganancias iniciales del lanzamiento, hacer oídos sordos a las críticas y simplemente desaparecer con el dinero ganado. Otra posibilidad hubiera sido la de agregar el contenido faltante mediante DLC’s pagos, y así engordar más su billetera a costa de sus jugadores. En su lugar, eligió la opción más honesta y menos común en esta industria que, cada vez más, es movida más por el dinero que por el placer de hacer videojuegos. Y es que Foundation fue la primera de muchas otras actualizaciones que también fueron totalmente gratis.

Atlas Rises, Next, The Abyss, Beyond y la más reciente, Companions, son solo algunas de las muchas grandes actualizaciones gratuitas que Hello Games lanzó para No Man’s Sky. Hoy en día, a meses del quinto aniversario de su lanzamiento, podemos afirmar que No Man’s Sky dejó atrás su oscuro pasado. Aunque el título de «peor lanzamiento de la historia» aún pese sobre sus hombros, puedo afirmar por experiencia propia que no le hace justicia al excelente juego que es hoy. Es más: en la edición pasada de The Game Awards, No Man’s Sky estuvo nominado en la categoría «Mejor soporte de comunidad». Nada mal para un juego que años atrás era el hazmerreír de la industria.

La historia de No Man’s Sky, Hello Games y Sean Murray con nosotros, los jugadores, es una gran historia de redención y un ejemplo a seguir para todas aquellas desarrolladoras avariciosas que ya no se preocupan por sus jugadores. Desde este humilde espacio te digo gracias, Sean Murray, si es que alguna vez pasas por Punto Gamer y lees esta nota, por demostrarnos que no todos en esta industria buscan exprimir nuestros bolsillos para su propio beneficio. Todavía quedan desarrolladores que mantienen viva la esencia de los videojuegos.

¿Y ustedes que opinan? ¿Ya han jugado a No Man’s Sky? ¿Le darían otra oportunidad? Queremos leerlos, ¡así que deja tu opinión en los comentarios!

Disclaimer: El autor de esta nota cuenta con el permiso expreso de las marcas y/o empresas que se nombran en el contenido del artículo en representación de PuntoGamer y pueden publicar las gacetillas de prensa en la exacta forma en que fueron proporcionadas por sus dueños.

Deja un comentario

Juego Relacionado
A %d blogueros les gusta esto: